Ginger,que buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo

Nuestros cuerpos extasiados Que sudaban de placer Cuando dábamos el alma Antes del amanecer Nuestros cuerpos enredados En la sala, en el sofá,En la cocina, en el baño En el piso del desván No se necesitaban las sábanas Sin almohadas daba igual Al unirse nuestros cuerpos Todo era celestial Una vela iluminaba Una canción al compás Se aceleraba el ritmo Y aumentaba la humedad Los gemidos que nacían.