Jessica, dejame robarte un suspiro y te dare momentos inolvidables

Tus dedos me despojan del vestido que me cubre celoso de tus ojos, somos uno cuando estamos solos, ya desnuda observas mi silueta pasmado, me acaricias de nuevo, despertando toda mi pasión, mi lujuria, mi deseo por ti, Al encontrarnos de frente tú y yo descubrimos que el mundo queda reducido a un pequeño espacio, lentamente me tomas la mano y percibes que estoy temblando.